El hermoso color de una gema es su característica más distintiva y muchos joyeros la consideran el criterio de evaluación más importante. Al decidir el color de una gema, examine el matiz, el tono y la saturación.


Matiz

Las gemas más valiosas son aquellas que muestran un color puro y solo "leves" matices de otros colores además de su color primario, como es el caso de todas las gemas de Blue Nile. Por ejemplo, los zafiros de Blue Nile oscilan entre matices de "levemente púrpuras a azules" a "levemente azules verdosos", los zafiros rosados siempre oscilan entre matices "rosados" a "levemente rosados violáceos" y los rubíes oscilan entre matices "levemente rojos anaranjados" a "levemente rojos violáceos". La variación en los matices de una gema se mencionará en la sección de detalles de la página de detalles del producto.


Tono

El tono representa la profundidad del color y oscila entre incoloro y negro. El tono de las gemas se describe como "claro", "medio claro", "medio oscuro" y "oscuro". Blue Nile ofrece gemas con los tonos más solicitados, que son los clasificados dentro de la gama de los medio claros a los medio oscuros. Encontrará que las variaciones de tono de todas nuestras joyas se mencionan en los detalles de las gemas.


Saturación

La saturación, o claridad del color, hace referencia al grado de ausencia de matices marrones o grises de la gema. Las gemas más atractivas son aquellas que presentan pocos matices de gris o marrón y, con frecuencia, su saturación de color se describe como "viva" o "fuerte". En general, los niveles de saturación de color no se agregan a los detalles del producto porque las gemas de nuestras joyas son seleccionadas a mano por sus colores vivos.